El Cuarteto de Nos presentó “Jueves” en Mar del Plata

El Cuarteto de Nos presentó “Jueves” en Mar del Plata

Like
28
0
viernes, 04 octubre 2019
Fechas

Anoche el Cuarteto de Nos presentó su último disco de estudio “Jueves” en un Abbey Road lleno, muy lleno a pesar de los 10°C y unos cuántos menos de térmica en la noche marplatense.

A causa de la temperatura, el público comenzó a ingresar apenas se abrieron las puertas a eso de las 21 y la previa fue adentro, nada de hacer tiempo en la esquina salvo algunos valientes a los que el pucho les es más fuerte. Por eso mismo, las filas para un vaso de cerveza eran muy largas a pesar de la disponibilidad de barras, pero ya sonaba rock nacional de fondo y el calor empezaba a subir.

Tres o cuatro amagues de luces, comenzó a sonar “Punta Cana”, uno de los sencillos lanzados para empezar a conocer “Jueves” y 22:30 puntual el Cuarteto de Nos se hizo presente para iniciar a agitar con esa energía particular que los caracteriza, ya marcando lo que iba a ser el ritmo del show. Los clásicos “El hijo de Hernández”, “Ya no sé qué hacer conmigo” y “Lo malo de ser bueno” dieron el puntapié inicial.

Los uruguayos siempre se dan una vueltita por Mar del Plata y entre agradecimientos y chistes, su cantante Roberto Musso remarcó, como si la ciudad tuviese algo especial, que es la primera presentación de “Jueves” un jueves..

Sonó “Invisible” y hubo cambio de roles, Santiago Tavella deja el bajo para agarrar el micrófono y darle la voz a “Enamorado tuyo”, pero luego se presentó “Anónimo”, se mechó “Mi lista negra” y uno de los platos fuertes del último disco: “Mario Neta” producido por el ex Calle 13 Eduardo Cabra “Visitante”.

El disco ya fue presentado en Montevideo y metió un Luna Park, pero llegó a Mar del Plata para iniciar una gira por todo el país. Veinticinco años de carrera y disco número diecisiete son la clara muestra del nivel artístico y profesional de los uruguayos, que pasan los años y siguen manteniendo activo al rock rioplatense, con nominaciones grammys, presentaciones multitudinarias y material de sobra. “Jueves” muestra la esencia de la banda con mezclas de ritmos rápidos y sonidos repartidos en la alegría de sus profundas letras, siempre pegadizas.

Sin frenar, el show continuó al grito de “Roberto” y “No quiero ser normal”, ésta material de la última producción, “Me amo” y momento de descansar para todos los músicos, salvo para Roberto, que enfrentó a una computadora en “Contrapunto para humano y computadora” en una presentación fascinante con la máquina en la pantalla contestando cada rima al mejor estilo freestyle, una de las joyas de “Jueves”. “Si descienden de un mono o de un tipo que vive en el cielo, ¿De un tipo que vive en el cielo? Es una reflexión aguda, prefiero tener esa duda que ser un pedazo de fierro”.

Retomaron con “Pobre papá” y Santiago otra vez al mando, “No llora» y “Apocalipsis zombi”, clásicos que no pueden faltar que le dieron la oportunidad a Roberto de presentar a toda la banda, y advertir que ahora iban a tocar “algo de rock” como si la hora de show, ya en un caluroso Abbey Road, había sido de alguna otra cosa.

La recta final fue a puro agite arrancando con “Mirenme” a dúo con Santiago Marrero, el encargado de los teclados, que bajaba a bailar un poquito. Después “Gaucho Power” e “Invierno del ‘92” dejaron la vara muy alta como para irse y regresar con los vis, “Llegó papá” y el as de espadas “Yendo a la casa de Damián” para ser puntuales también con el cierre. Se hicieron las doce y ya no daba para seguir saltando y gritando un “Jueves”.

Crónica/Ph: Juma Lamacchia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *