Terminator: Destino Oscuro

Terminator: Destino Oscuro

Like
12
0
viernes, 25 octubre 2019
Cine

El dia 31 de Octubre sera el estreno en Argentina de la nueva saga, Terminator : Destino Oscuro.

Terminiator alcanzó la excelencia con su segunda entrega. A partir de ahí, las aguas fueron haciéndose cada vez más profundas, más ramificadas, más complejas. El universo generado por la franquicia, desde que en 1991 se estrenase El Juicio Final, ha sido tremendamente complicado, e incluso contradictorio en sí mismo. No se puede decir, menos a la ligera, que todo lo que vino después de la película de James Cameron fuese malo, pero sí que se usó el nombre de la franquicia para producir algunas películas un tanto disparatadas que recogía lo sembrado para intentar aportar algo nuevo.

La película plantea los mismos desafíos que en 1991, pero desde una perspectiva nueva. Otra vez el Terminator es muy superior al poder de fuego que tienen nuestros protagonistas. De nuevo, el futuro envía a un protector para salvaguardar a la nueva resistencia y, además, tenemos la experiencia del reparto original para intentar simplificar un poco las cosas. No obstante, la película toca palos actuales y tremendamente potentes. Por un lado, la carga de la película se la lleva el tridente femenino formado por Linda Hamilton, Mackenzie Davis y Natalia Reyes, y aunque El Juicio Final ya hacía lo posible para mostrar personajes femeninos fuertes, en Destino Oscuro lo llevan a un plano superior y funciona tremendamente bien.

Poco más podemos decir de la cinta sin caer en el spoiler absoluto. Si bien tiene ciertos altibajos en la narración, sus personajes son los suficientemente potentes como para mantener un altísimo nivel en todo momento, con mención especial a la ya mencionada Linda Hamilton y a ese aspecto bad-ass que ofrece a la película el papel del Mackenzie Davis. Quizás la parte más bochornosa tiene que ver con el punto de inflexión en el papel de Arnold Schwarzenegger, pero todo está relacionado con el planteamiento principal de la película, y aunque nos hubiese gustado que el director y escritor lo solucionasen de otra manera, es aceptable por ver como reparte estopa a diestro y siniestro.

Por todo ello, Terminator: Destino Oscuro gustará a los fans de la acción desmesurada, de los aviones en llamas y de los combates efectistas, y seguro que tampoco disgustará a los fans de la franquicia. Puede que hayamos perdido por el camino el tono fatalista y disruptivo, los colores fríos y azulados y la suerte del carisma del T-1000 con magia cyberpunk de El Juicio Final, pero hemos ganado, sin duda, una película que funciona mejor que todas las que vinieron después de la de 1991 y que en parte sirve para redimir a la franquicia y volver a poner sobre la mesa lo mejor que tenían las cintas de James Cameron: el duo Hamilton-Schwarzenegger.

«Tú eres yo», dice Sarah Connor en una de las escenas más importantes de Destino Oscuro. Quizás la que mejor resume lo que implica esta secuela. Alguien podría decir que, salvando las distancias Terminator: Destino Oscuro es a 2019 lo que El Juicio Final fue a 1991. En cierto modo, todos estos años de abusos de CGI y efectos digitales nos han malacostumbrado a que no nos impresione nada, pero lo cierto es que dentro del universo de Terminator, Destino Oscuro se ha ganado a pulso entrar en el top tres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *